La época de exámenes puede ser muy dura y si no nos paramos un segundo a hacer las cosas bien nuestra salud puede terminar resentida por el esfuerzo. El estrés, la mala alimentación, poco descanso, excesiva toma de estimulantes… ¡si tu cuerpo sufre tu mente también!

Para sacar el máximo provecho a tus horas de estudio es importante dedicar tiempo a cuidarte; tu salud y tu rendimiento te lo van a agradecer. Sigue estos consejos y acude a tu farmacia si necesitas ayuda.

Preparar con tiempo la prueba

En numerosas ocasiones se comienza a estudiar con poco tiempo de antelación, por lo que haber realizado un cronograma previo con las diferentes materias y el tiempo a dedicar ayudará a que la persona mantenga un alto nivel de concentración. Por ello la planificación de tu tiempo es clave. No es bueno dejarse para el final alguno de los temarios, porque esto puede influir a la hora del repaso, que resulta vital.

Descansa adecuadamente

Para un buen rendimiento se requiere de una mente y cuerpo descansados. Tanto el tiempo como la calidad del sueño van a ser determinantes. Para poder conseguir una adecuada concentración es necesario dormir un mínimo de horas y que este sueño sea reparador, lo cual facilitará que estemos descansados para comenzar la jornada de estudio. La vieja costumbre de perder horas de sueño en exámenes o alterar significativamente el horario del mismo dificulta la concentración y favorece que la siguiente jornada de estudio sea menos efectiva. Es cierto que en esta época estresante nos cuesta más conciliar el sueño pero toma tu tiempo para preparar la hora del descanso y apóyate en la fitoterapia y plantas medicinales para reducir revoluciones a la hora de dormir.

Haz descansos con frecuencia.

La concentración no puede ser mantenida durante un tiempo ilimitado, por lo que es imprescindible hacer descansos periódicos y reducir así la fatiga atencional que provoca una larga jornada de estudio.

Cuidado con el abuso de estimulantes

Si no estás acostumbrado/a a la toma de estimulantes como el café o bebidas energizantes ten cuidado ya que pueden generarte más estrés. Si no puedes controlar tus dosis (por exceso o defecto) te recomendamos la toma de cápsulas naturales bajo la supervisión de tu farmacéutico. Así, en los momentos necesarios obtendrás la energía que necesitas.

Utiliza complementos vitamínicos

Lo principal en la época de exámenes es una alimentación adecuada. Tanto en las comidas importantes del día como en los momentos de descanso. Hay alimentos que ayudan a reforzar tu memoria y sentirte mejor. Cuando no es posible tomarlos o la dosis recibida no es la adecuada te recomendamos la toma de vitaminas y minerales de venta farmacéutica para mejorar tu rendimiento.

Realiza alguna actividad física

El deporte es un aliado muy valioso en época de exámenes y en nuestra vida en general. Te ayudará a eliminar la adrenalina acumulada por la situación de estrés.Practicar actividad física mejora la capacidad cognitiva y favorece el descanso mental. También ayuda a regular el sueño y a disminuir la tensión.

La homeopatía

La homeopatía es una opción sin efectos secundarios y segura para mejorar tu concentración. . También existen remedios para superar el miedo, temor o ansiedad que nos generan los exámenes. En tu farmacia te pueden ayudar a encontrar lo que necesitas.